31

Un Rob Zombie desgastado y sin ideas -hace mucho tiempo-, agota al espectador en hora y cuarenta minutos, de forma clara y directa. En “31” se pude ver una película sin fuste y sin sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *