Deathgasm (2015)

Para todo amante al cine gore, el metal como música influyente y el humor hijoputa, con la única intención de divertir por encima de todo, no puede dejar pasar este producto tan bueno -entiéndase la ironía- en cuanto a entrenamiento, como lleno de despropósitos. “Deathgasm”, escrita y dirigida por Jason Lei Howden, que significa su debut en estos campos, ya que el tío es un obrero en efectos especiales y ha trabajado en títulos como la trilogía de “El Hobbit”, “Los vengadores” o “El hombre de acero”, es desternillante y sangrienta por igual. Con unos comentarios leídos por la red y visto el teaser, no pude aguantar más y me lancé a por ella.

Aficionado al género gore, degustador de metal extremo y a un cine que de verdad me produzca lo que un relato bueno consigue en la mente, pero abierto a productos que puedan hacerme desconectar de todo, sin importar, a veces, la calidad del mismo, hacían que la premisa creada por mí fuera bastante alta con este título. Y a decir verdad, separando calidad de diversión, “Deathgasm” cumple con creces su propósito. Secuencias llenas de sangre y mutilaciones a ritmo de heavy metal para romperse la mandíbula de una sola carcajada. Momentos llenos de imbecilidades y un ritmo fílmico bastante decente, que consiguen que en todo momento no bajes el pistón de atención y sigas viendo -y riéndote- a la panda de protagonistas –escogidos a conciencia– en su loca aventura.

deathgasm1op

Howden, para su ópera prima, elige a Brodie, un joven aficionado al metal que llega a casa de su tío en un pequeño pueblo neozelandés, tras haber sido puesta en prisión su madre. En esas conoce a Zakk, otro heavy metalero inconforme con la sociedad y hasta con su sombra. Ambos tomarán la evidente decisión de crear una banda de heavy metal. El problema de estos, el seguir los pasos de un dios satánico del heavy metal, venido a menos, prácticamente hasta su desaparición y robarle una partitura con la que invocarán a un Rey demoniaco. A Zakk y a Brodie se les unen los dos únicos amigos del instituto de este segundo, que harán de batería y teclista. ¡En serio, la fiesta está servida!

deathgasm2op

Como he dicho, distante de ser un producto de calidad, sí que está llena de muy buenos momentos que hacen no ponerse a criticar los no tan buenos o coherentes. Aquí quedan claras las intenciones de su director/guionista, divertir salvajemente con absurdeces, sangre, carne y heavy metal. No busques nada más, porque no lo obtendrás. Se hace eco de películas consagradas y listo.

“Deathgasm” es auténtica y fantástica, altamente recomendable y, ojalá, la primera de muchas propuestas interesantes de este tipo, por parte de su creador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *