Sicario (2015)

El cine consigue que uno se emocione, disfrute, llore o simplemente, ignore lo visto. Con un guión visible o no -cuando solo hay imágenes, con o sin música, y nos nutrimos de estas, crearemos nosotros mismos parte del propio guión- capaz de atrapar y seducir y mostrarnos la belleza de un arte que, es inabarcable y difícil en muchas ocasiones de describir con acierto. En él podemos encontrar poderosas propuestas donde su historia y puesta en escena puede cegar por la emotividad, ‘sin sentido’, radicalidad, frikismo, sencillez, música…, dejando únicamente tiempo para disfrutar de él. Existen propuestas sin complejidad en su trama, pero directas y llenas de tensión. O más bien, como una puñalada en el corazón. Las que te agarran y no te sueltan para nada, ni cuando has salido de la sala y necesitas ir al aseo. No, seguirá contigo, porque ha conseguido hacerte vulnerable a su estilo y forma. Y Sicario, entra ahí, directa, sin medias tintas, dispuesta a vapulearte y dejarte sin una sola arruga en tu corazón.

Sicario (Denis Villeneuve) ha sido mi vuelta a una sala tras mucho tiempo sin hacerlo. Y no ha podido ser de mejor forma. ¡A lo grande y por todo lo alto! Dos fantásticas horas de ‘cine’ que hacen que ames esta expresión artística se te cuente lo que se te cuente. Un director canadiense en un momento formidable, con sus más y sus menos en algunos de sus trabajos -lo atribuyo al guión-, pero de incuestionable calidad y visión la que posee para contarnos sus inquietudes a través de una cámara.

sicario1
Situémonos. Nos encontramos en la zona fronteriza que se extiende entre Estados Unidos y México donde el narcotráfico campa a sus anchas. Los comandos norteamericanos especializados luchan contra el contrabando de drogas y sus crímenes. Kate (Emily Blunt), una agente del FBI es reclutada por un oficial de una fuerza especial de élite gubernamental para ayudar en la creciente guerra contra el narcotráfico. Su misión es erradicar un cartel de la droga responsable de los asesinatos de varios miembros de su equipo. La agente del FBI se enfrentará a un modus operandi que nada tiene que ver con sus hábitos profesionales -y legales-. Sus nuevos compañeros, Matt (Josh Brolin) y Alejandro (Benicio del Toro), un enigmático asesor de cuestionable pasado, le irán mostrando cómo hacen para abordar la problemática a la que se enfrentan. Pero solamente contándole lo justo, lo justo hasta el punto de…

Y situados se sitiarán varias veces en el lugar adecuado para culminar un trabajo arduo y sangrante. En el camino y, haciéndonos ver, que nada es lo que parece, que solo se conoce la punta del iceberg de este o de cualquier otro asunto, seremos testigos del terrible problema de la sociedad con el tráfico de drogas, se esté en un lado u otro. Pero como nos toca estar tras la pantalla, nos dedicaremos a ver, callar y sentir, nada más.

sicario3

Sicario está maravillosamente bien dirigida, con planos aéreos asombrosos y bellos. Persecuciones, entrada y salida de Juárez, de escandalo, creando una tensión que en adelante, se entenderá como una nueva forma de vida. Se juega con los atardeceres de estas tierras áridas, con imágenes que silencian la sala de proyección, con anocheceres y fuegos artificiales… Y por dar un apunte más sobre la dirección y otro órdago más para el canadiense: los momentos previos a la entrada a la cueva.

La película cuenta con el notable guión escrito por Taylor Sheridan, siendo éste, bastante responsable del resultado final. Se nos enmudecerá -consiguiendo que los ojos brillen y el corazón palpite- con una música que desde el primer segundo será el riego de nuestro existir. A veces opresiva, a veces destructora, pero siempre imperiosa. El culpable, el islandés Jóhann Jóhannsson. ¡Magistral! Y el reparto, hacer hincapié únicamente en los que le dan una autoridad brutal a sus papeles. Emily Blunt, de descuidada imagen, pero una gran agente, sencilla y muy correcta en su confuso papel. Josh Brolin, un hijoputilla pasota que cumple con creces su cometido. Y Benicio del Toro, que se come a todos con salsa chile dejando patente, una vez más, que este tipo está hecho para actuar y hacernos disfrutar.

2 comentarios de “Sicario (2015)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *