Her (2013)

Lejos queda por los años, pero cerca por lo que marcó y significó aquella joya llamada Cómo ser John Malkovich (1999) en nuestras cabezas y corazones. Una genial, asombrosa y maravillosa ida de cabeza de dos genios: Charlie Kaufman al guión y Spike Jonze tras la cámara. Y como no podía ser menos, a esta pareja, se le uniría un reparto escandalosamente bueno: John Malkovich, haciendo de el mismo, John Cusack, Cameron Díaz y Catherine Kenner como principales magos de esta historia de titiriteros, oficinistas, puertas escondidas…, subconscientes… ¡Magistral! Pero este no sería el único momento dulce en la carrera del realizador de videoclips que mucho de nosotros nos hemos visto y emocionado en nuestra juventud: Sabotage de Beastie Boys, vídeos para Björk, The Chemical Brothers o una infinidad de cortometrajes. Ha hecho cosas, piezas de culto en el general de su obra, como Adaptation (El ladrón de orquídeas) o el cuento para niños más bien adultos, Donde viven los monstruos, historia igual de grande que sus monstruosos y tiernos protagonistas. Un genio de culo inquieto, mente abierta y una destreza a la hora de escribir y dirigir fascinante.

Her1

Her nos sitúa en un futuro no muy lejano con nuestro protagonista Theodore (Joaquin Phoenix) como eje y motor de la historia. Theodore, escritor solitario, adquirirá un moderno sistema operativo (la dulcísima voz de Scarlett Johansson) diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para sorpresa de Theodore, este iniciará una relación sentimental con dicho sistema operativo –cosa de la que uno ya no se sorprende–. A partir de ahí: emociones, risas, sexo, amor, llantos, dudas, viajes y preguntas, muchas preguntas que le irán surgiendo a Theodore.

Her2

Her, por el que Jonze ha sido galardonado con un Globo de Oro al mejor guión original, cuenta y reflexiona sobre la compleja vida que puede llegar a ser la relación con el sexo opuesto, las relaciones entre los propios humanos, el distanciamiento que ellos mismos se crean, la adaptación a la tecnología o el enganche a ella. Her, es una bella, graciosa, curiosa e interesante propuesta con magníficos resultados, gracias a un guión, dirección, y como no, a la actuación de un sobresaliente Joaquin Phoenix. Pero este filme también es delicado, tierno, precioso, doloroso, emotivo y disfrutable de principio a fin. Una película muy seria, un magnífico guión, muy bien argumentada –se nota el pasado de Jonze sentimentalmente hablando–, montada a la perfección, y contada y desarrollada para caer en sus garras. Una mezcla entre los sentimientos que hacen que mente y corazón se te rompan y con ello hundas –también con lo que salir a flote–, dejando de ti nada más que el alma que flota en minúsculas partículas ligeras como el aire, y las herramientas con las que hoy dormimos, comemos, caminamos y trabajamos conocidas como ciencia y tecnología.

her3

Acompañando a Phoenix tenemos físicamente a su amiga Amy (Amy Adams), Catherine (Ronney Mara), su expareja y amor para el resto de su vida, Paul (Chris Pratt), la mujer de éste, y Charles (Matt Letscher), pareja de Amy. Luego, no físicamente, ya saben, los sistemas operativos, tenemos como ama de llaves a Samantha (Scarlett Johansson). Una inteligente y sensual máquina que se enamorará hasta límites insospechados de Theodore. En el reparto como en su ejecución, Rooney Mara es cómplice y culpable de toda la historia, regalando junto a Theodore momentos de ensueño. En realidad, todos los flashbacks de la pareja son extremadamente bonitos. Y sobre la relación entre Theodore y Samantha, mejor descubrirla cada uno por su cuenta y disfrutarla a su manera.

Spike Jonze vuelve a sorprender tanto en la ardua tarea de escribir, como en la compleja faceta de dirigir, con una película llena de magia y sentimientos.

Un comentario de “Her (2013)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *